¿Está bien ser vago?